DOMINGO XIII DEL TIEMPO ORDINARIO

Reflexionando y orando

Oración colecta

Oh Dios, que por la gracia de la adopción has querido hacernos hijos de la luz, concédenos no nos veamos envueltos por las tinieblas del error, sino que nos mantengamos siempre en el esplendor de la verdad.

         Pedro Ruiz Verdú OFM

Lo primero que recordamos al comenzar la  oración colecta de la Santa Misa es que somos hijos de Dios, una gracia que Dios nos concedió el día en el que recibimos el Bautismo. En ese momento,  al entregarnos una vela encendida, se nos dijo que éramos hijos de la luz, la cual debíamos acrecentar con nuestras buenas obras.
La experiencia nos dice que no siempre hemos conseguido hacer crecer la luz bautismal. Por eso, le pedimos al Señor que nos libre de ser engañados “por las tinieblas del error”, que nos lleva al pecado, apartándonos del “esplendor de la verdad”. Hay que cuidar la verdad de la fe recibida, tratarla con gratitud y amor porque es la gracia que nos hace hijos de Dios.
Dice Jesús: “El que no toma su cruz y me sigue, no es digno de mí”

¿Te gusta el Blog?

Comparte con tus amigos para dar a conocer Familia Franciscana.