DOMINGO XXVIII DEL TIEMPO ORDINARIO

Reflexionando y orando

Oración colecta

Te pedimos, Padre, que tu gracia nos preceda y acompañe, y nos sostenga continuamente en las buenas obras. Por Jesucristo nuestro Señor.

P. Ruiz Verdú OFM

Necesitamos en toda ocasión la ayuda de la gracia de Dios para obrar el bien. Ya nos lo dijo Jesús en su Última Cena, en el Cenáculo: “Sin mí no podéis hacer nada” (Jn 15,5) que os lleve a la vida eterna. Por eso le pedimos en la oración a Dios, nuestro Padre, que antes de cualquier trabajo  su gracia “nos preceda”, que su ayuda esté ya en nosotros y que durante todo nuestro obrar esa misma gracia nos “acompañe” y “nos sostenga”. Todo esto lo podemos resumir pidiéndole que su amor esté siempre con nosotros y nuestro amor en Él antes de actuar, en el trabajo y después del trabajo. Así, nuestras obras serán de su agrado y también de nuestro agrado. Porque hechas por Él en nosotros y por nosotros en Él, toda nuestra vida, con sus altibajos, le será agradable y alcanzaremos por Jesús la vida eterna.

De Dios esperamos nuestra salvación. Él nos fortalece.

“A Dios, nuestro Padre, la gloria por los siglos. Amén.”

¿Te gusta el Blog?

Comparte con tus amigos para dar a conocer Familia Franciscana.