DOMINGO XXXIII DEL TIEMPO ORDINARIO

Reflexionando y orando

Oración colecta

Concédenos, Señor, Dios nuestro, alegrarnos siempre en tu servicio, porque en dedicarnos a ti, autor de todos los bienes, consiste la libertad completa y verdadera. Por Jesucristo nuestro Señor.

Pedro Ruiz Verdú OFM

Una oración de súplica: “concédenos”; confesión de que estamos necesitados de lo que pedimos. Y se lo pedimos a Aquel de quien afirmamos que es nuestro Señor y nuestro Dios. Auténtica profesión de fe. En servir a Dios consiste nuestro gozo; pero no siempre produce en nuestro ánimo alegría. Dios nos regala lo mejor para nuestro bien, pero nuestra voluntad ¿está dispuesta a recibirlo con alegría? Por lo que le pedimos “alegrarnos siempre en su servicio”, sin desfallecer, aunque el “servicio” exigido por Dios nos parezca dificultoso.

Dios es el “autor de todos los bienes”, bienes que quiere compartir con nosotros. Bienes que debemos aceptar con libertad plena, sin cobardía ni pereza. Dios ofrece, nunca obliga. ¡Todo es gracia!

¿Te gusta el Blog?

Comparte con tus amigos para dar a conocer Familia Franciscana.