DOMINGO XV DEL TIEMPO ORDINARIO
Reflexionando y orando

Oración colecta
Oh Dios, que muestras la luz de tu verdad a los que andan extraviados para que puedan volver al buen camino, concede a todos los que se profesan cristianos rechazar lo que es contrario a este nombre y cumplir cuando en él se significa.

P. Ruiz Verdú OFM

Caminamos hacia el encuentro con Dios. La celebración de la Eucaristía nos recuerda que estamos en camino. Pero nuestro camino a veces es largo y pesado. Nos extraviamos y la luz de la verdad deja de brillar en nuestro corazón. Necesitamos entonces que Dios nos ilumine para volver al buen camino: “Yo soy el camino y la verdad y la vida”, nos dejó dicho Jesús (Jn 14,6). Y también: “Yo soy la luz del mundo, el que me sigue no camina en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida” (Jn 8, 12). Sí; necesitamos la luz de Jesús, su mandamiento del amor, su palabra y la fuerza de su Espíritu para poder rechazar todo aquello que oculta la verdad del nombre “cristiano” y poder así cumplir lo que este nombre significa.
Los agobios, sufrimientos y cansancios del tiempo presente no son nada en comparación con la gloria que Dios nos regalará en Cristo Jesús.

¿Te gusta el Blog?

Comparte con tus amigos para dar a conocer Familia Franciscana.