RAZONES PARA MEJORAR LA PROTECCIÓN DE NUESTROS SISTEMAS NATURALES

Francisco LÓPEZ BERMÚDEZ

Universidad de Murcia

En la actualidad, sobre el fenómeno del cambio climático y su impacto en la naturaleza hay abundante información suministrada por los informes del IPCC (Panel Internacional sobre Cambio Climático),  la Plataforma Intergubernamental Científico-Normativa sobre Biodiversidad y Servicios de los Ecosistemas (IPBES, siglas en inglés),la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza) y el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), entre otros organismos internacionales.  Informes que dibujan una situación preocupante y, en muchos casos alarmante.El  complejo proceso afectaa la  diversidad biológica y ecosistemas globales,que agravan los problemas de conservación, así como a la agricultura, al comercio, al hambre en el mundo  y otras actividades humanas. El cambio climático y el calentamiento global constituyen un grave problema medioambiental que afecta a todo el planeta ya que la atmósfera no tiene fronteras. Los estudios  y las reuniones internacionales sobre el fenómeno dejan claro que los Estados y las Organizaciones Internacionales deben  actuar con urgencia  si se quieren evitar los peores impactos. Hay que tener, muy enserio, las advertencias de los científicos.

Los informes  se organizan en torno a cuatro mensajes clave: (1) La naturaleza apoya y sustenta la calidad de vida, pero su contribución a la humanidad se está deteriorando a escala mundial. (2) Los problemas y las prácticas que  empujan hacia el colapso natural se aceleraron durante los últimos 50 años.La demografía y el elevado consumo son los principales responsables de la presión ejercida sobre los recursos naturales. (3) Los objetivos a corto plazo para proteger la naturaleza y lograr la sustentabilidad no se pueden alcanzar con las trayectorias actuales, sin embargo, los objetivos para 2030, 2050 y más allá, se pueden lograr a través de profundoscambios  en los modelos de producción y consumo. Las políticas medioambientales funcionan cuando están bien diseñadas, son ambiciosas, sociales y se ponen en marcha. Así se consigue mejorar la economía, el entorno, la salud y la calidad de vida. (4) La naturaleza se puede conservar, restaurar y usar de manera sustentable, al mismo tiempo que se cumplen otros objetivos sociales globales a través de soluciones aplicadas, comprobadas y con cambios radicales.

Dar los pasos necesarios para revertir el deterioro de nuestro planeta no será fácil, pero es posible. Se debe priorizar la naturaleza  como el sistema que nos cuida y cuidará a nuestros hijos y nietos hacia generaciones futuras. Se debería  seleccionar y proteger extensas áreas de terrenos, de mares y océanos y  de agua dulce, del desarrollo industrial y urbanismo descontrolados. Mejorar los trabajos de planificación del uso de la tierra, de la producción y consumo de cultivos y ganadería. Se debería adoptar nuevas leyes para la ordenación del territorio que  asegurase un desarrollo y alimentación sustentables en el mundo.

 

Salvaguardar el suelo agrícola y forestal y el agua dulce, es vital. Para mantener un acceso adecuado al agua limpia y fresca, la cual se deteriora  por el cambio climático, la contaminación y la demanda, debemos mejorar su eficiencia, aumentar la capacidad de almacenamiento, mejorar la calidad del agua y reducir la interrupción de nuestros sistemas naturales de agua. Debemos asegurarnos de que los suelos productivos, los ríos, humedales, manantiales y fuentes  estén protegidos por leyes regionales y nacionales estrictas que reduzcan y eliminen la degradación de la biodiversidad, la contaminación y los flujos de nutrientes a nuestras aguas por los vertidos urbanos, industriales y la agricultura intensiva de manera que protejan el suelo y ecosistemas.

 

En resumen, los  informes dicen que debemos proteger la naturaleza, o la naturaleza dejará de protegernos de  forma alarmante, con la desaparición de las especies que protegemos y de las que dependemos, como son  los polinizadores,  los peces, la disminución de los rendimientos agrícolas debido a suelos severamente dañados, la erradicación de los ecosistemas forestales junto con todos los beneficios que el almacenamiento de carbono y la vida silvestre aportan y, la eliminación de las corrientes de agua dulce que proporcionan agua potable para nuestra supervivencia.Al igual que el cambio climático, estos problemas parecen enormes, pero la realidad es que hay soluciones empezando por interrumpir las prácticas actuales de consumo excesivo y generación de abultados  volúmenes de desperdicios que degradan aire, suelos, agua, paisajes y biodiversidad.

 

Muchas de las herramientas para solucionar nuestros problemas globales están ahí. Podemos abordar esta crisis global considerando y aplicando, con audacia, las propuestas  mencionadas  por los informes. Esperemos  que las evaluaciones de los organismos citados más arriba, sea la señal que todos necesitamos para comenzar a tomar medidas decididas, en lugar de llenarnos de miedo y escondernos de la realidad. Todos queremos  visualizar un mundo mejor, más brillante, más justo, más seguro y más encantador que resultará al tomar audaces y necesarias medidas de sostenibilidad de los recursos naturales.

 

 

¿Te gusta el Blog?

Comparte con tus amigos para dar a conocer Familia Franciscana.