San Romero de los derechos humanos.
Lecciones éticas, desafío educativo

Luis Aranguren Gozalo

M. A. Escribano Arráez OFM
Cf  http://franciscanodelamancha.blogspot.com/

Normalmente en el mes de octubre presentamos un libro de san Francisco de Asís, pero este año queremos presentar uno sobre el arzobispo Oscar Romero que será canonizado el próximo 14 de octubre, por el Papa Francisco.
Presentamos esta obra porque no sólo es una biografía sino que son lecciones de una vida entregada a Dios y culminada en el martirio al entregar su vida por la justicia de su pueblo salvadoreño.
La obra se introduce con una presentación de lo que se pretende en la misma y sobre todo destacando el papel de monseñor Alberto Iniesta para desde Vallecas movilizarse desde el apoyo de la comunidad cristiana para estar presente en el Salvador en el entierro de Monseñor Romero.
Tras ello, como no puede ser de otra manera nos encontramos una contextualización del momento que se vivía en aquellos años, tanto en la Iglesia como en la sociedad, de un modo especial en los países centroamericanos y su relación con el vecino del norte y su implicación en las situaciones políticas que se daban en aquellos países.
A partir de aquí, el autor nos habla en cuatro lecciones de los valores que marcaron la vida de Monseñor Romero y como esos valores trató de hacérselos llegar a su pueblo y sobre todo de vivirlos con ellos y morir con ellos.
Nos habla de cómo en primer lugar Monseñor Romero se hace consciente de la realidad de su pueblo, se encuentra con el rostro del que sufre y como se inicia en la práctica de acompañarlos de vivir los sentimientos que ellos viven y compartirlos.
La segunda lección, es que compartir los sentimientos es vivir con ellos, caminar con ellos sufriendo las injusticias que afrentan a su pueblo, desde la sociedad, no es una lucha individual es el pueblo que debe organizarse para hacer frente a la tiranía.
En tercer lugar, no es sólo un movimiento político sino humanizador, donde la persona es el centro a la que se ayuda a desarrollarse, desde el perdón entre los hombres y mujeres del pueblo salvadoreño, siendo conscientes del sufrimiento y la persecución que se da entre la gente. Se necesita concienciar para que salga a la calle y no témanla represión y puedan construir una sociedad en paz.
La cuarta lección, como no puede ser de otra manera y es la que vivió es el ejemplo de una vida entregada hasta el final. Usa la palabra para decir la verdad desde el balcón del pulpito, donde su voz llega a toda la nación. Desde ahí, denuncia la injusticia y lo hace desde la credibilidad moral, la autoridad moral que le da el haber estado al lado del pueblo oprimido al que con su ejemplo, vida y sangre lo ha acompañado.
Termina la obra haciendo una reflexión sobre los puntos en común de Monseñor Romero y el Papa Francisco. Quizás si el libro se hubiese terminado en nuestros días la semejanza se hubiese realizado con los obispos de Venezuela y Nicaragua dando el ejemplo al lado del pueblo frente a los tiranos que lo persigue y asesina y sufriendo la Iglesia la persecución.
En definitiva un libro muy interesante para conocer a este nuevo santo de la Iglesia que dio su vida con su pueblo y lo hizo desde el ejemplo y la compañía de quién se siente querido por Cristo.

Ed. San Pablo, Madrid 2017

¿Te gusta el Blog?

Comparte con tus amigos para dar a conocer Familia Franciscana.