Domingo XXXII

Oración sobre las ofrendas

Mira con bondad, Señor, los sacrificios que te presentamos, para que alcancemos con piadoso afecto lo que actualizamos sacramentalmente de la pasión de tu Hijo. Él, que vive y reina por los siglos de los siglos.

P. Ruiz Verdú OFM

0ramos al Señor con humildad y confianza: Mira con bondad, acepta, Padre, este sacrificio que estamos celebrando, que es el de tu Hijo, que hacemos nuestro. De ahí que debamos celebrarlo con fe y atención. Entonces Dios Padre nos regalará todos los frutos espirituales que la pasión de su Hijo Jesús nos consiguió. Cuando celebramos la Eucaristía démosle vida a la fe que hay en nosotros y hagámosla crecer efectiva y afectivamente, siempre disponibles a actualizarla por la caridad. No estemos en actitud indiferente esperando que pase el tiempo para decir: ¡otro domingo más!
Los discípulos de Jesús le reconocen en la celebración de la Eucaristía. Sabemos, Señor, que mantienes tu fidelidad perpetuamente; abre nuestros ojos y contemplaremos tus maravillas.

¿Te gusta el Blog?

Comparte con tus amigos para dar a conocer Familia Franciscana.