EL EVANGELIO EN TIERRA SANTA

Tierra, Historia y Palabra

Antonio Gómez Cobo OFM

 

 

Pedro Riquelme Oliva, OFM
Instituto Teológico de Murcia OFM
Pontificia Universidad Antonianum

 En tus manos tienes, amable lector, un precioso libro sobre El Evangelio en Tierra Santa. Es un libro de ruta para conocer la tierra, la historia, las palabras y milagros de Jesús. Su autor, el franciscano Antonio Gómez Cobo, especialista en Teología bíblica y Guía de Peregrinos de Tierra Santa, nos hace revivir, paso a paso, la vida y los hechos más relevantes de Jesús en su  contexto geográfico, histórico, social y religioso, acompañado de imágenes, narraciones e ilustraciones cartográficas y arqueológicas.

A través de nueve enjundiosos capítulos, a modo de escenas, se nos presenta la vida de Jesús, desde la Anunciación de María en Nazaret a la transfiguración en el monte Tabor.

Es un libro para todos: pequeños y grandes, cristianos y agnósticos, santos y pecadores, sabios e ignorantes. Jesús jamás hace teorías. Nada nos dice sobre el origen del mundo, sobre la naturaleza de Dios y su esencia, jamás habla como un teólogo o como un filósofo. Su voz posee las notas más poderosas, coloca a los hombres cara a cara con Dios sin dejar escapatoria y, sin embargo, lo que es más sorprendente, lo presenta como una cosa elementalísima y habla de ella como de lo más natural. Reviste aquellas cualidades de la lengua con que una madre habla de verdades a su hijo. Sus palabras señalan el puro camino que va desde los hechos hacia la acción. Sus pensamientos no quieren investigar, explicar, razonar, mucho menos elaborar construcciones teóricas. Se limita a anunciar el amor de Dios y la llegada de su Reino con el mismo gesto sencillo con el que alguien nos dice: mira, esto es un árbol. En palabras de L.  Boff, Jesús “no hace teología ni apela a los principios superiores de la moral y mucho menos se pierde en casuísticas minuciosas y sin corazón. Sus palabras y su comportamiento muerden directamente en lo concreto, allí donde la realidad sangra y es llevada a una decisión ante Dios”.

No es, por tanto, un Jesús nuevo, sino el Jesús hombre y Dios que tiene siempre el ojo abierto y el oído atento hacia todas las impresiones de la vida que le rodea. Nos habla del aire y del fuego, del padre y de la madre, del matrimonio, el palacio de los vivos y la tumba de los muertos, el sembrador, el recolector en los campos, el viñador entre sus cepas, los obreros desocupados en las plazas, el pastor tras la oveja perdida, el mercader en busca de perlas; después, en el hogar, la mujer ocupándose de la harina, de la levadura, de la dracma perdida; la viuda que se queja ante el juez inicuo, el alimento de cada día, las relaciones espirituales entre el Maestro y los discípulos; la pompa de los reyes y la ambición de los poderosos; la inocencia de los niños y el celo de los servidores; todas estas imágenes animan su palabra y la hacen accesible al espíritu de los niños. La cual no significa que solamente hable en imágenes y en parábolas, sino que testifica, en medio de la mayor tensión, una paz interior y una alegría espiritual tales como ningún profeta las había  conocido.

Su autor, Antonio Gómez Cobo, es franciscano, especialista en filología clásica (latín y griego) por la universidad de Murcia y en Teología bíblica por la Pontificia de Comillas (Madrid) y actualmente  profesor de Sagrada Escritura en el Instituto Teológico de Murcia OFM y como escritor, mes a mes, nos sorprende agradecidamente por sus deliciosos comentarios evangélicos en la revista Iglesia Hoy.

 

 

¿Te gusta el Blog?

Comparte con tus amigos para dar a conocer Familia Franciscana.