La Inmaculada Concepción

Oración colecta
Oh Dios, que por la Concepción Inmaculada de la Virgen María, preparaste a tu Hijo una digna morada, y en previsión de la muerte de tu Hijo, la preservaste de todo pecado, concédenos, por su intercesión, llegar a ti limpios de todas nuestras culpas. Por Jesucristo nuestro Señor.

P. Ruiz Verdú OFM

Oración dirigida a Dios Padre. Es Él quien, por obra del Espíritu Santo, ha realizado la extraordinaria maravilla que solemos llamar “María Inmaculada”.
Dios había anunciado, en los tiempos del Paraíso, que una mujer nunca estaría sujeta al poder del diablo, del enemigo de Dios. Y llegada la “plenitud de los tiempos”, como nos dice San Pablo, envió Dios a su Hijo, nacido de mujer, nacido bajo la ley. Esta mujer, María, nunca sería contada entre los que nacemos privados de la gracia de Dios. Su Concepción fue Inmaculada, sin pecado. No podían vivir juntos en María el pecado y Jesús, el Hijo de Dios. Y en esta lucha venció el Hijo de Dios; y como Dios podía hacerlo, triunfó la gracia, y así fue exenta de pecado la mujer sería la Madre de Jesús.
Escucha a María:
“Me llena de gozo el Señor,
mi alma se alegra con mi Dios:
porque me ha vestido un traje de triunfo,
me ha cubierto con túnica de victoria,
y me ha enjoyado con sus joyas.”

¿Te gusta el Blog?

Comparte con tus amigos para dar a conocer Familia Franciscana.